Cuidados

Diabetes – Cuidados

Los cuidados en la Diabetes

843Visitas

Se trata de un trastorno metabólico caracterizado por el aumento de la glucosa (azúcar) en sangre proveniente de los alimentos que consumimos y un déficit en la secreción de insulina, de su acción, o ambos.

Existen tres tipos:

Diabetes gestacional: se presenta durante el embarazo relacionada al incremento de peso.

Tipo 1: se manifiesta durante la niñez o adolescencia y se debe a una insuficiencia del páncreas, por no producir suficiente insulina o a una dificultad de las células receptoras para captar y metabolizar la glucosa, es necesario administrar insulina medicamentosa.

Tipo 2: estaría relacionada con la obesidad generalmente se presenta en la adultez y puede requerir tratamiento con insulina.

Síntomas que nos alertan de una posible diabetes: hambre y sed en exceso, cansancio, micción frecuente. Valores alterados de glucosa en sangre mayores o iguales  a 126 mg/dl.

La diabetes tipo 2 es la más frecuente y se debe a una interacciones entre factores genéticos, el estilo de vida y la alimentación, a estos últimos se debe el incremento de la enfermedad, ya que el tipo de alimentación ha sufrido muchos cambios en los últimos tiempos, sumado a la inactividad física .

Es importante diagnosticar la enfermedad y adherir al tratamiento, ya que las personas con diabetes tienen un riesgo elevado de sufrir complicaciones, que pueden generar discapacidad y muerte prematura,tienen de dos a cuatro veces mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas que el resto de la población. El riesgo de accidente cerebro vascular es también significativamente superior,  los años de vida perdidos a causa de la enfermedad se estima entre 12 y 13 años, sumado a la mortalidad prematura.

Cuidados para el control de la diabetes:

Evitar adicionar azúcar a las preparaciones y los alimentos que la contienen en grandes cantidades: golosinas, dulces, helados, refrescos, etc. Preferir en su lugar edulcorantes naturales para endulzar las preparaciones, evitando de este modo aumento de la glicemia en sangre.

Verduras: consumir todas las de estación, medio plato en almuerzo y cena, preferirlas crudas y con cáscara,  ya que la fibra que contienen favorecer la sociedad y retardan la absorción de la azúcar y de las grasas en sangre,  integrandolas a las preparaciones habituales.

Controlar cantidades de tubérculos como papa y boniato, cereales como fideos y arroz en cuarto plato, ya que son ricos en hidratos de carbono, consumirlos siempre junto con los vegetales en almuerzo y cena para evitar el aumento rápido de la glicemia.

Frutas: tienen las mismas propiedades que las verduras solo que aportan más hidratos de carbono, por lo que se aconseja el consumo en crudo y con cáscara, consumiendolas de a una  espaciadas en el tiempo para evitar aumentos brusco de glicemia en sangre.

Lácteos descremados, carne magras: preferirlos para contribuir a cuidar la salud cardiovascular.

Acompañe estas recomendaciones dietéticas con ejercicio para regularizar el peso y de este modo lograr un adecuado control de la diabetes.

Es importante además de aplicar de estas recomendaciones consultar tanto con un  Médico como con Nutricionista para un tratamiento adecuado a cada persona.  Son pilares fundamentales para su control la alimentación y el ejercicio, sumado a la medicación. Siendo imprescindible la consulta con el licenciado en nutrición y el médico.

Deja una respuesta