Podcast

Camote: El cultivo más enigmático

175Visitas

Cuando en el siglo XVIII el Capitán Cook llegó a las islas de Polinesia, se encontró con un cultivo conocido pero inesperado para él; La kumara: El camote, o batata, o boniato, o papa dulce, elija usted el nombre que más le guste. Y se hizo La Pregunta. Al poco tiempo la formularon los Franceses y Neerlandéses, cuando se lanzaron también al Pacífico: ¿Cómo llegó este cultivo americano a Polinesia?

La teoría más fuerte:

1 – Viajes de Polinesia hacia América del sur antes que llegaran los colonizadores europeos:

De alguna manera las batatas de origen americano llegaron a Polinesia antes que los Europeos. Eso es un hecho. Esto implicaría contacto entre cuturas por el Pacífico. Los polinesios exploraron todo el pacifico; Tonga, Samoa, Hawai, Nueva Zelanda. Se sugiere de Polinesia hacia América y no a la inversa, por el tipo de transporte naval superior a la que tenían los americanos.

Un Estudio del 2020 realizado por un equipo de Stanford Medicine, analizó el ADN de 800 habitantes indígenas desde México a Chile por la costa del Pacífico, y de 15 islas de Polinesia. “Encontramos segmentos idénticos entre los nativos americanos y varias islas de Polinesia” – Ioannidis, encargado de la investigación. Se refiere concretamente a nativos de Colombia en la costa pacífica. Entorno al 1200 hubo contacto y descendencia.

Curiosamente, en Perú, algunas comunidades llaman al camote “Cumara”, y en Nueva Zelanda “Kumara”. Aunque este detalle podría ser una influencia cultural producida en el último tiempo, más cercana al presente. Las culturas van adoptando características de otras. Pero cuándo sucedió es la pregunta.

En 1532 llegó a Perú Manuel Pizarro, y se encontró con los Incas, y el pollo siendo utilizado en ceremonias. El pollo no es americano, y tuvo que haber sido introducido desde Europa o Asia. Colón había llegado a las Bahamas hacia apenas 40 años atrás, siendo poco probable que el animal en tan poco tiempo hubiera escalado en importancia cultural para los Incas. Aunque es posible. Un hueso de pollo de Araúco (Chile), del yacimiento de El Arenal-1, fue analizado por un equipo de la Universidad de Auckland. El ADN del hueso se comparó con el de otros doce restos de pollo y yacimientos. Dos piezas procedentes de islas de Tonga y Samoa tenían la misma secuencia genética que la del hueso de El Arenal-1. 

Hay suficiente evidencia para mantener a esta teoría como  la más probable. Al menos si la comparamos con sus competidoras.

Una nueva teoría propone que el Camote, en realidad, se expandió naturalmente sin participación del ser humano. ¿Cómo pudo haber sucedido y cuáles son los datos?

Una investigación publicada el 12 de abril del 2018 en Current Biology  , que involucra el estudio de ADN del Camote, llegó a la conclusión de que esa planta ya se encontraba en Polinesia mucho antes de ser habitada por seres humanos.

Los investigadores analizaron batatas de varias regiones del mundo y determinaron que todas ellas tenían un antepasado en común; La Ipomoea trifida, que crece en el Caribe. Los ancestros de las batatas se habían separado de esta planta hacía 800.000 mil años.

También analizaron las muestras de hojas de batatas recolectadas por la tripulación del Capitán Cook, las cuales se encuentran en el Museo Natural de Historia de Londres.

El resultado fue que los ancestros de la batata de Polinesia se habían separado del resto hacía 111.000 años, mucho antes incluso de que llegara la especie humana a esa región; hace unos 50 mil años a Nueva Guinea, y hace pocos miles de años a las islas remotas.

Pero según esta hipótesis ¿Cómo llegaron las batatas a Polinesia? Y algo aún más importante ¿Por qué y cómo evolucionaron de igual manera que las Americanas? Estas preguntas no tienen respuesta. La primera; es muy poco probable una dispersión biológica con una distancia tan grande y por todo el Pacífico; pero no imposible. La segunda; es aún menos probable que los ancestros, en diferentes ambientes, hayan evolucionado de igual manera culminando en una batata.

Como vemos esta historia es sobre la batata, y esta lejos de ser aclarada. Pero también tiene muchas más implicaciones; la búsqueda de nuestras antiguas huellas por el mundo.

  1. Camote: El cultivo más enigmático Sebastián 12:24

Deja una respuesta